Las cinco esferas del Ser. Lola Rosa

Jutta ten Herkel lleva más de veinticinco años trabajando con Constelaciones Familiares, durante este periodo, como otros colegas, ha ido desarrollando su propia forma de trabajar. Tuvo mucha suerte de conocer y traducir a Bert Hellinguer durante un periodo. Bert y ella, trabajaron juntos sobre las traducciones del alemán al inglés y pudo digerir el material .

El aleman es su lengua materna, pero lleva viviendo cuarenta y cinco años en Inglaterra. Era una buena combinación tener una traductora como ella, porque podía sentir la carga sobre lo arcaico y escribir con fluidez de una forma sencilla. También en Hellinguer ha habido una evolución en su trabajo, siendo ahora muy distinto al principio.

En todo este proceso, hemos acumulado mucha experiencia y en el caso de Jutta, ha ido emergiendo su propio estilo, comprensión y maneras de trabajar.

Ella, toma conciencia ahora, de cómo ha sido el desarrollo de distintas generaciones. Hellinguer vivió la segunda guerra mundial, Jutta nació después de la guerra, en medio de una confusión de una Alemania que vivía los horrores que se cometieron durante la guerra, horrores que ella no podía comprender mucho durante la época de su crianza, pero que se empapó de la confusión de aquellos que la estaban criando. Ella sigue en ese proceso que comprende lo traumático y lo incomprensible. Ha estado anhelando algo que fuera comprensible desde su ser adulto y ese anhelo por algo distinto que pudiera comprender, le ha conducido a la esfera sistémica para entender y averiguar que hacer con todo ello.

Jutta lo ve continuamente,ahora con má evidencia que antes el horror del siglo XX, y lo ve en las Constelaciones Familiares. Cuando vamos hacia atrás vemos la confusión de abuelos y bisabuelos.

Hellinguer vió que la forma de sanar el sistema, sería aceptar el amor de la madre incluso si es confuso es el agente más importante para poder sanar con amor. Jutta, siente que en esa tarea de vida que tenemos, encontrar el patrón de sanación es lo más importante, porque todo nuestro trauma tuvo lugar en ese primer vínculo y como nos las hemos arreglado para gestionar lo que vino después.

Lleva tiempo investigando de que recursos puede tirar para hacer su trabajo. En la realidad, cuando hacemos una Constelación Familiar vemos un patrón de lo que ha sucedido en la familia que se despliega visualmente en el espacio. Lo visual y lo espacial, son dos elementos muy importantes en una Constelación Familiar. En una constelación, se mueve la energía, todo es vibración y energía y como observadores podemos verlo y sentirlo y también como representantes y por supuesto, también cuando hacemos nuestro propio trabajo y esto que se despliega nos da, una clave para abrir una puerta hacia algo distinto. Esta es una manera de formular el trabajo de constelaciones de una forma distinta para comprenderlo mejor,

Vibración y energía y distintos campos donde se manifiesta. La experiencia de Jutta en los últimos años, es que muy a menudo no sabemos cual es el siguiente paso después de hacer una constelación para la persona que hizo el trabajo.

La pregunta es: Como puede la persona que ha realizado la constelación encontrar recursos de aquello que ha visto en la constelación.

A veces, en las constelaciones vemos o descubrimos algo y eso hace que nuestra percepción cambie por completo por ejemplo: Creíamos que nuestros padres se comportaban de una manera determinada por nuestra causa y lo que vemos es que ese comportamiento no tiene que ver con nosotros. Así que vemos algo desde un punto de vista distinto y eso nos produce alivio, pero cuando volvemos a casa, e incluso lo que hemos visto aquí, ya ha tenido un efecto sobre la familia y hay unos patrones de comportamiento que tenemos y que siguen estando ahí.

A menudo, la gente que viene a los talleres vuelven a casa y dicen: si, las cosas han mejorado con las CF, pero…. Por eso Jutta y algunos colegas han estado trabajando sobre las cinco dimensiones del ser en nuestra vida y observando en cuales de ellas nos manejamos habitualmente.

Las esferas son: Somática, Personal, Sistémica, Arquetípica, Espiritual.

1º Esfera, Somática

Tiene que ver con nuestro cuerpo (enfermedades, sensaciones físicas,somatizaciones, la energía que desprendemos). Son los terapeutas físicos los que manejan este terreno, médicos, o todos los especialistas en terapias físicas.

Cuando somos pequeños y llamamos la atención de nuestros padres a través de lo que nos pasa en el cuerpo, captamos su atención especialmente y es una herramienta para captarla pero en realidad como adultos es difícil entender los síntomas y las enfermedades. Hay todo un campo del no saber lo que nos pasa en nuestro cuerpo y tenemos que aceptar el no saber hasta que comprendemos, o bien con la ayuda de alguien o bien por nosotros mismos. Esta es la dimensión más básica y primordial y muchos de nosotros, operamos en esa dimensión.

2ª esfera, Personal

Es una dimensión que lleva la información sobre nuestra historia personal. El cuerpo también la lleva, pero en la esfera personal tiene que ver mas con lo que hemos hecho en nuestra vida o lo que hemos dejado de hacer, o no hemos logrado, o lo que hemos recibido o no. Tiene que ver con nuestra responsabilidad personal y sus consecuencias que han tenido lugar a partir de esa responsabilidad. En esta esfera, están registrados los asuntos inconclusos de nuestra vida, se registran esos asuntos en forma de culpa, de vergüenza, es ahí, donde están nuestros anhelos y nuestros éxitos. La psicoterapia trabaja en esa esfera.

3ª esfera, Sistémica

Es la dimensión que las Constelaciones han abierto para nosotros, ayudándonos a entender como ciertos acontecimientos siguen influyéndonos hoy en día obedeciendo a leyes no escritas muy poderosas como por ejemplo la identificación con personas que han sido excluidas de una manera inconsciente. Es una bendición que esa dimensión haya sido abierta porque podemos sanarlo. Nos podemos liberar incluso del impacto que ha tenido sobre nosotros. Cuando trabajamos la esfera sistémica, muchos problemas que persisten continuamente aparecen con claridad desde esta perspectiva.

4ª Esfera, Arquetípica

Mirando mas allá, está esta esfera. Es algo que hemos visto a través de las CF, como hay ciertas cosas o asuntos que pertenecen a la condición humana y que aparecen una y otra vez, se repiten hagamos lo que hagamos. Son eterno y forman parte del hecho de ser humanos (Ej: nacimiento, muerte, guerra, la esperanza, la pérdida, las elecciones, las limitaciones), la religión lo define en términos de creación. Si pensamos en la mitología, los temas que se tratan, son la base de esta esfera que es la que nos lleva mucho mas allá de lo que lo hacían las otras esferas y nos conduce hacia lo espiritual, la filosofía, la mitilogía y también tiene que ver con nuestra actitud con respecto al destino y a la libertad.

Cuando Jutta piensa en su historia, ve con claridad, como habiendo nacido en la época donde nació, no podía haber hecho otra cosa. Por muchas constelaciones y terapia que uno haga, llega un punto en el que uno tiene que decir; Esto es lo que fue, está ahí y me rindo a ello y al mismo tiempo, las sorpresas siguen llegando en forma de regalos.

Cada vez que ella vuelve a mirar sus asuntos, llegan sorpresas. Tenemos expectativas y arrogancia de pensar que todo depende de nosotros. Si tuviéramos suficiente intención y fuerza podríamos cambiar algo..pero en esta esfera vemos que en realidad todo esto tiene que ver con temas eternos mucho más grandes que nosotros. Es difícil entenderlo en la vida diaria, pero cuanto más lo integra en su forma de entender el mundo y trabajar terapeúticamente mejor lo podemos usar, conectándolo con las perspectiva del Tao, es un recuerso que suaviza y alivia.

5ª Esfera, Espiritual

Aquí está la fuente donde emana todo, es la esfera divina y lo que proviene de esa esfera llega en forma de gracia si nos permitimos ser instrumentos de recepción. Es una esfera a la que se dedica poca atención en este mundo materialista.

A veces, cuando trabajamos en CF nos damos cuenta de que solamente en esta esfera podemos restaurar la esperanza, la inspiración y la sabiduría.

Vamos a trabajar profunda y detalladamente cada esfera , desarrollando la sensibilidad para recurrir a cada una de esas esferas cuando sea necesario. Si tomamos conciencia de estas frecuencias, las podemos captar mejor.

En este ciclo de módulos sobre cada una de ellas, lo que pretende es abrir para poder conocerlas mejor y poder utilizarlas tanto en nuestra vida como en el ámbito profesional.

Jutta ten Herkel

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *